Uno de los descubrimientos más relevantes en el ámbito escritural fue el hallazgo de los llamados Rollos del Mar Muerto encontrados «por casualidad» por un pastor de ovejas en Qumran en 1947.
Por mucho tiempo la veracidad y exactitud de las Escrituras fueron cuestionadas. Se decía que al no tener los escritos originales, cada vez que los escribas transcribieron los manuscritos, pues no había imprentas y había que hacer el trabajo de copiado manualmente, cometieron errores u omisiones que con el paso del tiempo fueron cambiando el sentido de la Palabra de Dios; por lo que según esos detractores la Biblia ya no era confiable.
Algunos lo comparaban al juego del teléfono descompuesto, donde lo que comunicabas al primer jugador no coincidía para nada con lo que oías del último jugador.
Pero Dios hizo que entre los rollos encontrados, que datan del siglo 1 AC, estuvieran porciones de la Biblia y uno completo que es el libro de Isaías. Cuando los expertos los examinaron y los compararon con la Biblia actual, encontraron una maravillosa exactitud, pues Dios se ha encargado de preservar su Palabra.
Usted puede conocer el lugar donde estos Rollos fueron encontrados y admirar algunos de ellos que están en exhibición en el Museo del Libro. Haga su reserva para nuestro próximo viaje a Israel. Le esperamos.

About Author

client-photo-1
Arturo Muñoz Guzmán

Comments

Deja un comentario